Be stupid!

La actriz, Ninel Conde, captada en un Bar de l...
Divina, no te merecemos.

Ninel Conde ha alcanzado niveles nunca antes vistos de autotrolleo. La opinión pública se ha volcado contra ella. Señalan, solemnemente, su capacidad para quedar en ridículo a la menor provocación y su genio, o falta del mismo, para hilar más de 3 sentencias coherentes in a row. Starlet que para mantenerse vigente en el market telecultural recurre, si necesario, hasta al ridículo y la humillación. Muchachita hueca. Barbie región 4, Talento de Televisión. Marilyn toluqueña. La opinión pública es injusta, no ven que se dice fácil pero se requiere de un gran esfuerzo.

Ser estúpido, muchos creen es fácil. La verdad es todo lo contrario: se necesita mucha dedicación y un esfuerzo mayúsculo para perder todo respeto por la inteligencia, la propia; una gran templanza para no hacerle caso al orgullo y salir de la mierda; un desborde increíble de humildad para aceptar el patético destino del payaso social. Ser estúpido, en fin, es un arte.

Como todo arte tiene sus logros, cánones y personajes inmortales; también sus ámbitos. Es justo, muchas veces dos estúpidos de grande y sublime estilo se confrontan en su estupidez preguntando ¿Quién de nosotros dos, honrado camarada, es más estúpido? ¿Cómo saberlo? Consignado cada estupidez a su rubro específico, of course.

En el gran catálogo encontramos la estupidez burocrática que parió, por ejemplo, al IFE; la estupidez cuidadana, que sostine al ‘haiga sido como haiga sido’; la estupidez humana, la misma que nos ha colmado de mitos como la democracia y el humanismo; la estupidez de los que tienen tres patas; la estupidez de los que no son dueños de sí; la estupidez involuntaria; la estupidez heroica y voluntaria; la estupidez de los que parecen pintados con un pincel de crin; la estupidez académica, que reina en lomas del estadio; el amor.

Fascinante mundo el de la estupidez, en verdad. Tiene, incluso, su lado místico: la estupidez es inaccesible al entendimiento pero, como una revelación o profecia, ésta se presenta como experiencia. Nuestra ilustrada razón no la alcanza a comprender, es inaccesible porque se encuentra más allá de sus axiomas. Estupidez es revolución cognitiva en potencia. Una forma de razonar. Una no-razón que nos abre a nuevas experiencias del mundo. La estupidez es también designio ético (seréis estúpidos por sobre todas las cosas’). En la estupidez convergen un modus vivendi y un modus conoscendi (¿lo dije bien? Estoy malito de mi latín).

La estupidez como experiencia del mundo.

La revolución de los estúpidos es una que busca terminar con la hegemonía de la razón. No somos tan distintos filósofos y creativos respecto de los estúpidos. Vivimos en la búsqueda constante de fisuras en lo razonable, ir más allá, reventarlo. Es la estupidez la que nos hace escapar de Oedipus. La razón busca hechos, la estupidez posibilidades. La experiencia de la estupidez nos lleva más allá de lo que el hombre razonable puede llegar a imaginar.

La estupidez te hace besar a esa chica y robarle un suspiro, destruir una episteme o lanzarte al vacío y vivir on the road; por otro lado también puede generar guidos y perreo. ¿Cómo algo tan malo puede ser tan bueno y viceversa? ¡Qué estupidez! La estupidez es una droga con la potencia de la sangre de tigre y el ADN de Adonís. Te puede llevar on a ride o hundir en el Gehena. El problema no es la estupidez sino la  falta de prudencia en su vivencia.

Estupidez, sí. ¡Pero que nos lleve a algún lugar ( for the lulz, of course )!

Por su perseverancia un brindis. Salud por los estúpidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: