Conjura contra los humanistas

Maslow as its best
Queridos psicólogos. Ustedes que creen que el DSM es verdad revelada, que Maslow dio grandes aportes a la psicología o que la terapia Gestalt tiene algo de clínico, a ustedes les pido de favor se tiren de un risco. Por su atención, muchas gracias.

A esta conjura, quizá, podrían salvarse algunos psicoanalistas. Muchos. No todos, pero sí muchos.  Hay por allí algunos abiertos a la discusión y la confrontación.

Mi amigo, mi querido amigo, me ha replicado -quizá con justa razón- que son los psicoanalistas y no los humanistas los que habrían de ir a la hoguera. ¿No excluyeron estos a Jung y sectarizaron el movimiento; no ellos ocasionaron la aparición de la Tercera Fuerza al ser unos pillos totales; no los psicoanalistas han sido responsables de formar un gran aparato de represión, un corsette psicológico; no los psicoanalistas?

Te recuerdo, mi hermano, que para los que dicen estar comprometidos con la construcción del conocimiento no debieran existir credos ni religiones. Construcción, algo imposible en el humanismo. El psicoanálisis, a sangre y plomo, se ha abierto. Tierra que ha pisado es tierra en la que florece de una manera singular, para bien o para mal. Tan ha sido así que la historia del psicoanálisis ha sido una de crisis y reconstrucción.

Cuatro crisis, al menos, ha tenido el psicoanálisis después de la muerte del fundador: Lacan y su regreso a Freud; Foucault y su historia de la sexualidad, El AntiEdipo de Deluze y Guattari; la muerte de Lacan. Sólo te hablo del psicoanálisis francés, el inglés pasó por similares circunstancias con Klein y Winicott. ¿Por qué la crisis? La primera por la adición de la lingüística, la pragmática y nuevas dimensiones al análisis; la segunda por el examen a su función social; la tercera fue tiro de gracia; la muerte de Lacan sólo cereza delpastel. Al menos cuatro veces el psicoanálisis ha tenido que replantearse forma y fondo. Freud quizá no reconocería hoy la práctica psicoanalítica, está lejos de lo que fue y de lo que prometió. Cambió.

No es esto una defensa de Freud ni de Lacan, sólo te hago evidente que ustedes y ésos a los que llamas dogmáticos no están a la misma altura. El psicoanálisis no es lo máximo, reniego de él pues guarda dentro de sí un cierto fascismo con el que no puedo estar de acuerdo, apela a trascendentalismos que están de más; pero hay que reconocer su apertura al diálogo. Las crisis al interior del psicoanálisis se han provocado porque una teoría ha sucumbido a los avances de otros saberes como la lingüística y la filosofía, incluso la literatura. Que hay otras razones, sí; que entre esas otras razones están las rupturas personales (Freud y Jung) o lucha de egos (Freud y Jung, de nuevo; Roudinesco y Allain Miller), sí. Pleitos espectaculares pero con discusiones reales.

Ahora dime cuáles han sido los progresos de los humanistas desde los 60’s ¿Se cuestionaron por el sujeto, han intentado dar una respuesta a las preguntas puestas por los posestructuralistas sobre la subjetivación; han asumido el papel biopolítico de la práctica psi; qué han dicho sobre la denuncia foucaultiana hacia el humanismo (en general), señalándolo como puta de la ideología? El gran ‘logro’ del humanismo ha sido seguir existiendo. Seguir viviendo y contaminando el mundillo psi con nociones absurdas como “identidad verdadera” y “naturaleza”. ¿Pueden los axiomas del humanismo sobrevivir a un análisis histórico; pueden esas esencias de las que hablan demostrar su universalidad y su trascendencia si son comparadas con saberes exteriores a su práctica? El humanismo sobrevive porque la discusión es una cotilla entre amigos en donde se acuerda no tocar, ni de broma, los pilares fundamentales.

En el psicoanálisis pasaba, muy seguido, que si se cuestionaba el Edipo o la práctica analítica se decía era una reacción, una resistencia. Pero a golpe y piedra los analistas se han abierto (porque filósofos y críticos los han obligado). Han abandonado su sectarismo. Los humanistas, en cambio, no tienen diálogo, organizan campañas de monólogos autocomplacientes en los que nombres satánicos como “historicidad” o “sujeción” son impronunciables. ¿Cómo lo sé si no me he asomado por un congreso humanista? Es suficiente con ver que siguen usando esa aberración de palabra: humanismo. Basta ver la bibliografía contemporánea del dominio, llena del canturreo caduco de sus profetas.

El humanismo es una piedra que impide la creación de un nuevo saber. ¿Tiene el humanismo lugar, aún, en la historia? Sí, como una anécdota, no como concepto operativo. ¿Tiene el humanismo un lugar en la sociología? ¡Ni de chiste! La sociología no es un humanismo porque conoce las ilusiones que los sostiene. Vamos, lingüística y pragmática saben, y lo han comprobado, que el humano no importa sino el habla, que la misma subjetividad que enuncia es una ilusión. Cuando el humanismo se proponga, realmente, a entrar en discusión con otros saberes y demuestre la pertinencia de su nombre a estas alturas del partido, entonces reconoceré la existencia de diálogo.

El hombre ha muerto en el desierto y su cadaver fue consumido por los buitres de la historia. El humanismo es una marca, una fósil perdido en la arena que nos recuerda el error de haber creído, haber creído de más, en nosotros. Una anécdota, una postal; nunca algo más.

Mi amigo, mi querido amigo. Te aprecio y respeto, pero hay que decirlo: algunas cosas van más allá de nosotros; algunos temas son bigger than us and our friendship. Algunas cosas, como la banalidad, no deben ser toleradas ¡Mucho menos en nombre de la amistad!

Anuncios
2 comentarios
  1. Sr. estercolero: citando a Aristóteles “Decir de lo que es que no es, o que no es que es, es lo falso; decir de lo que es que es, y de lo que no es que no es, es lo verdadero.” dedíquese a desarrollar sus teorías, no defenestre a los demás.-

    • Sr. Pablo: citándome a mí mismo “dedíquese a aprender a argumentar. Ya sabe, esa mala costumbre que algunos tienen de ser claros en lo que dicen, precisos en lo que piensan y no recurrir a citas gratuitamente para intentar sentirse más inteligentes de lo que realmente son.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: