L’écriture

Photo by Hans Olde from the photographic serie...
Escritura como pharmakon.

Escribir para sobrevivir al insomnio, perder el rostro en cada golpe. Para librarse de la tentación y sucumbir ante ella. Escribir como soñar despierto, pretensión a ocupar un lugar en una constelación lejana.

No es hobby ni deporte. No es, de ninguna manera, un actividad recreativa ni fruto inútil del ocio. Se escribe porque se está infectado. Por infección. Saber que con cada palabra se agota la vitalidad. El que escribe así es un dead man walking. Nuestra voluntad de vivir construye nuestra tumba, la corona es la última palabra, la que ya es insípida. El encuentro con el fin es más que la muerte misma, es la pérdida de estilo. El grado cero de la escritura no es aquel en el que se encuentra prístina y libre de mundo; es aquel en el que se encuentra totalmente mundalizada, cuando ya no dice nada nuevo, cuando pierde su potencia expresiva y su capacidad virtual. El grado cero de la escritura es su muerte, cuando pretende ser espejo.

Se escribe para escapar de ese momento mientras que paradójicamente nos entregamos a su encuentro. Escribir es un recordatorio de que seguimos vivos. Edificar nuevos centros narrativos a la vez que a pico y pala destruimos otros. Decir que es una actividad es equívoco. En nombre de la claridad, cuando se habla de escritura es mejor decir que se trata de un movimiento, un proceso que nos conecta existencialmente con otras escrituras, que nos hace funcionar con otros textos. Escribir es cartografiar.

Hacerlo como un conspirador. La única escritura que vale la pena es subterránea y se alimenta de la envidia y el amor. Escribir en la oscuridad y el silencio, esperando el momento de llevar nuestra sombras un paso más allá. Es la constante búsqueda de contagiar. No es un acto de maldad; la voluntad de contagio se encuentra más allá del bien y del mal, se exenta de juicios morales.

Escribir como camino salvación personal. Camino alquímico en donde se busca la vida eterna, no en el carbúnculo rojo sino en la letra de molde. Huida y entrega de/a nuestros demonios. Pocos notan que al escribir historias se re-escriben a sí mismos. La escritura es la alquimia por excelencia, transmuta al gentil en el más noble sir. No es escape de un estado hacia otro, es un huracán que avanza mientras gira con violencia sobre su eje. Por ello la escritura es insinuación, nunca espejo de la vida, de una realidad. En ella se plasma lo virtual, lo que puede llegar a ser y funcionar. Un texto es un sistema abierto, siempre, y complejo; la incapacidad de retratar su tiempo o espacio más que un deficiencia es su máxima virtud. Escribimos para ver en qué monstruo podemos devenir. Devenir legión. En el movimiento de la escritura el sí mismo se pierde y deviene multitud. La escritura se refleja en el cuerpo. Siempre el cuerpo.

También es burla y juego. Cuando el agente cree que estar en un lugar la letra le arroja a otro; cuando cree que ha encontrado el sentido último de lo escrito el sentido huye. La escritura es una burla constante, no encuentra su origen en nosotros, por ello seduce.

Esto no es disneyland, es una jodida enfermedad. Escribir no es la enfermedad sino el síntoma. La enfermedad es la vida, el exceso de ella. Bien lo decía Nietzsche: todos sufrimos, unos por exceso y otros por carencia. Nuestra enfermedad es el exceso de los excesos. Buscando desvanecerse en letras. Porque en las letras la carne no importa, ya no es límite; la enfermedad se vuelve irrelevante. ¿Escribir por gusto? Por gusto tu puta madre. La escritura es entrenamiento contra el dolor y la melancolía. Una necesidad.

Disfruta tu síntoma.

Anuncios
2 comentarios
    • Muchas gracias por el comentario; en serio, no tienes idea de cuánto me alegra saberme leído y, sobre todo, tener feedback.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: