Del valor del hombre y su vida

Una estampa veracruzana de las narcocustumbres jarochas.

“Diles que son cadáveres y que jamás resucitarán de entre los muertos”

Hay vidas que valen más que otras. Que exista una literatura que emerja de la mierda hace que todo haya valido la pena. Cada bala, cada gota de sangre, cada uno de nuestros muertos vale si por ellos nacen cronistas, ensayistas o narradores que elevan la literatura a nuevas cielos o la hunden en otros abismos. La vida humana es insignificante. Nuestras vísceras, órganos y huesos perecen; la letra persiste. Necesitamos un arte que renuncie a nuestro ramplón humanismo. Que se ponga al hombre en el lugar que le es más propio: entre la basura, con la mierda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: