Crítica chafa, izquierda frígida

En la entrada anterior de mi cuaderno nuevo no mencioné nada sobre el gran evento del fin del mundo. Justo ese día tomaba café y me divertía leyendo los comentarios sobre el apocalípsis maya —que si todo era culpa de PSY y Nostradamus, que un meteorito, que el rapto—, así que no me enteré de lo verdaderamente relevante hasta días después: la marcha de miles de neozapatistas en cinco municipios de Chiapas.

Lo acepto. Aún después de enterado no seguí la nota. Entre las operaciones blitzkrieg del nuevo presidente para ganar terreno en la opinión pública —y agradezco que su estrategia de búsqueda de legitimdad sea firmando y decretando ésto y lo otro, aunque pueda ser mera pantomima política, y no jugando a los soldaditos como otros lo han hecho— y las historias más absurdas de la prensa nacional —¡Perros asesinos y narcosatánicos!— mi atención estaba tan afectada como un niño con TDAH en el CES 2013: paseando la mirada de una cosa a otra, queriendo abarcar mucho y entendiendo absolutamente nada.
Sólo hasta la segunda semana de enero alcanzo a entender la dimensión del asunto al leer columnas de opinión y notas de contexto en varios medios masivos y alternativos. Se nota cierta molestia y rencor al personaje encapuchado y, por extensión, al EZLN (de alguna manera y por alguna razón desde 1994 hasta hoy sigue identificándose al subcomandante Marcos como líder del movimiento).
La reaparición del EZLN y el ‘sup’ no fue recibida con hossanas y tributos como hace algunos años, cuando entró a la Ciudad de México como alguna vez lo hizo Zapata junto a Villa: aclamados por las fuerzas progresivas de la capital. Al contrario, se encontró con que algunos miembros destacados de la izquierda electoral lo reciben con golpe y porraso. Farsante, traidor, títere de Salinas ¿en dónde estabas cuando te necesitamos? Nos abandonaste.
El EZLN ha sido una figura polémica y problemática, y no sólo para burócratas, conservadores, neoliberales y ex presidentes, también lo han malvisto movimientos y partidos que se ubican a sí mismos a la izquierda de la imaginaria cartografía política del país. Para la ‘rebeldía electoral’ ha resultado una dolor de cabeza al no rendirse a sus encantos, por su resistencia a burocratizar la rebelión o participar de su farsa partidista que disimula una lucha entre tribus; los más radicales, aunque sean terroristas de monitor y smartphone, les imputan falta de huevos: es que si fueran guerrilleros de verdad ya hubieran intentado tomar la capital y tumbar al gobierno, aunque murieran en el intento (Enviado desde Twitter para Blackberry). El EZLN ha caminado, por años, sobre el filo de la navaja, entre pícaros que luchan por una revolución en la que aún puedan vivir del presupuesto y los crédulos de cuentos de hadas de una época en la que el místico poder de la dictadura del proletariado era dogma de fe.
La ruptura con los primeros hay que situarla por allá de finales de 2005 y principios de 2006. Casi al mismo tiempo que las campañas de los 3 candidatos a la presidencia de la república arrancó La Otra. Con la disolución del Frente Zapatista de Liberación Nacional en el 2005 nace la Otra Campaña, una nueva etapa en el neozapatismo en la que bajaron las armas y se llamó a la resistencia, lucha y desobediencia civil por la vía pacífica. ‘Vía pacífica’ son las palabras clave. Muchas plumas en todo el país ya imaginaban al subcomandante militando en las filas del lopezobradorismo. Pero en su recorrido por el país la Otra fue clara en su distanciamiento con los partidos políticos, incluso con la alianza de las izquierdas electorales. A su paso no se cansaron en decir que más que las elecciones importan la horizontalidad, la justicia y la resistencia. Muchos todavía no lo perdonan, les cuesta pensar otra forma de luchar y resistir que no sea con el voto. Recientemente la periodista veracruzana Sanjuana Martínez reclamó a Marcos haber perdido la ruta de la resistencia. Otros insisten que, en tanto no se decide a actuar dentro de los márgenes del marxismo clásico o el nuevo socialismo latinoamericano es un reaccionario servidor del imperialismo yanqui. Por allá del 2006 se dijo que la intervención de la Otra sólo tenía como intención restarle votos al candidato de las izquierdas (lo que implicaba que, además de servir a los intereses imperialistas eran títeres de Salinas). ¡Claro! Cabrones ¿Cómo se atreven a abandonar a sus hermanos citadinos y anteponer las demandas del campesinado, el homosexual y la prostituta a la urgencia democrática? ¿Por qué no responder a las demandas chilangocentristas? ‘Vota hoy, resiste mañana” dicen es el mantra del guerrillero institucional.
Sergio Pitol visitó Chiapas en el 94. En el último capítulo de ‘el arte de la fuga’ se encuentra una crónica del ambiente que encontró en la región así como la transformación de la opinión pública a favor del  movimiento neozapatista. En ese capítulo don Sergio resalta dos atributos de la personalidad del subcomandante Insurgente Marcos: una gran distancia respecto a la imagen clásica del guerrillero latinoamericano y de ciertos ideales trasnochados y, quizá un rasgo más desconcertante, su gran sentido del humor. En estos días en los que viejos rencores y sospechas forman de nuevo ríos de tinta y megas en la red el ‘sup’ no contesta tildando de reaccionarios o pequeñoburgueses a sus detractores, en cambio, reventando la lógica del ‘dime que te digo’, usa el humor y es como si estallara Troya. En una segunda acometida le llaman superficial, lector de literatura basura, zombie de la TV. Ante el humor los viejos revolucioinarios de la buena conciencia están desarmados. En su monolítico pasado no hay lugar para la farsa. La obsesión con el poder y la martirización —el consuelo del perdedor— los cierra a la experiencia del carnaval. Han olvidado la fuerza de la risa cínica para militar en una izquierda frígida.
¿Aprenderemos algún día que la lucha y la resistencia están más allá de las urnas? ¿Los Santos Guardianes de los Más Altos Principios renunciarán al rictus del mal cogido y aprenderán a reír?

J. Castillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: