Elogio al diálogo

estudiantes

La próxima vez que un policía le esté partiendo el culo a macanazos léale poesía, de preferencia de Sicilia o Neruda. Comuníquele, respetando su investidura, que es un abuso lo que hace, razone. Ponga una margarita en el cañón de su fusil. ¿Recuerda esa ocasión cuando los revolucionarios cubanos tomaron La Habana después de dialogar con Batista? ¿o cuando Zapata tomó Jonacatepec con dos o tres silogismos? Yo tampoco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: