Una receta contra el fracaso

blibliblí

blablablá

Como cada viernes llegamos puntuales al café del centro. Bebemos café, ordenamos algunos tragos y entre el vaho del tabaco discutimos las monumentales novelas que nunca escribiremos. A nosotros nos basta: viviendo en ese perpetuo planear evadimos el riesgo al fracaso. Por las noches dormimos sin pesar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: