archivo

Antecedentes

La locura vestida de una joven mujer

Just like me.

Me apasiona el tema de la locura porque sé que ahí pertenezco. Sé que en tiempos menos tolerantes, y por mucho menos de lo que he hecho o dicho, me hubieran refundido en L’Hôpital Général o La Castañeda o Jena. Me apasiona porque en el sufrimiento y la alienación aparece la revelación del conocimiento casi puro del verbo. El lenguaje se revela vacío y en su última verdad cae cada escalera y cada plataforma. más allá de lo lingüístico yace lo que arranca la vida y nos arroja a la angustia de lo inexpresable.

Read More

Anuncios
narrenschiff-titlepage-cut

Image by jwyg via Flickr

Monopolizar la verdad sobre la locura. –La locura como tópico literario. –Locura, el Otro y diferenciación. –Estudios y enfoques relevantes sobre el tópico de la locura.

Se habla de locura todo el tiempo. Se dice que esto que hacemos es una locura, si sigues así terminarás loco o en el manicomio o que estamos un tanto cuanto locos. A la hora de encarar al que juzga y pedir, exigir, precise qué demonios está entendiendo por locura inician las confusiones. ¿Quién puede, en estos modernos tiempos, decir que la locura es una cosa y no otra?

Nuestra moderna psiquiatría, que parece monopolizar el discurso sobre ella, inicia su perorata afirmando que no existe. Un hipotético psiquiatra nos diría «no hay que ser inhumanos, no hablemos de locos. No, no existen los locos sólo enfermos mentales o anormales o incapacitados mentalmente. Así se escucha mejor: más bonito, más humano; peros sobre todo más científico». Nuestro psiquiatra hipotético se disculpará y abandonará la sala –no sin antes pasarnos factura por sus honorarios. Salvar al mundo de los locos no es nada económico, es una lección que no debemos olvidar– pues tiene que ir a enpastillar – perdón, medicar– o dar electroshock – perdón, terapia de choque– a su cliente. El actuar psiquiátrico –el actuar psi en general– nos aleja de una comprensión de la locura como experiencia y sus múltiples dimensiones.

Por fortuna no todos hemos sido tan cínicos – perdón, científicos– como los psi. La locura es un fenómenos social antiquísimo que puede ser rastreado de la antigua Grecia –y más allá– hasta nuestros días, manifestándose de diversas formas y sus efectos guardados para la posteridad por muchas tradiciones intelectuales, artísticas y literarias. Read More