archivo

Archivo de la etiqueta: Destrucción

The age of innocence.

¿Votar por el PRI, siendo universitario, y después del 68? ¿Votar por el PRI, habiendo pasado por una universidad, y después del jueves de Corpus? Lo entiendo de un anciano. Lo entiendo de ésos que nacieron acarreados y se mueren por una torta de tamal y un boing. Los viejos que siguen esperando que la revolución les haga justicia. Pero, neta, pasar por una universidad y pensar siquiera en la posibilidad de tachar el PRI en una boleta… tío, está cabrón nuestro nivel educativo; más cabrón nuestro nivel de olvido. No sólo hay que ser idiota, además hace falta tener un nulo respeto por la sangre, la derramada y la que se derramará. Hace falta tener memoria de teflón o de burócrata al terminar una administración. Hace falta no tener vergüenza.

Read More

Anuncios
Ese momento en que la destrucción se vuelve, paradójicamente, un acto de creación.
Aspiramos, aún, a ser artistas de la destrucción.

Una vez que te da la espalda ¿qué queda? Nada. Sueños rotos, aspiraciones reducidas al absurdo. ¿Con qué cara, qué ojos, qué huesos, qué dedos o piernas; qué; qué; qué? Nada. Putas letra. Malditas, estúpidas. Se va la palabra correcta, el verbo erecto en mis dedos. Quedamos condenados al vicio solitario. La condena del amante despreciado: La práctica literaria como masturbación. Huérfanos del verbo.

Read More