archivo

Archivo de la etiqueta: Explotación

He dejado de escribir en El Universal, porque mis relaciones con Lanz Duret se han hecho cada vez menos favorables para que mejore la tercera página del periódico; es decir, para que yo siga escribiendo en ella Este señor es incapaz de concebir que lo que se escribe y publica en un periódico debe pagarse porque tiene un valor. Para él, debe pagarse porque el autor es primo de un ministro o líder del frente único obrero o socio del banco que le otorga crédito. El tiempo lo ha convencido de que estaba tirando su dinero conmigo, de que no había ninguna razón para que me pagara.

27 de octubre de 1935

Nosotros trabajamos para que nos ocupe como papel sanitario 🙂

Noto algo kafkiano acá: Si me apuro para salir temprano e invierto todo el esfuerzo desde el principio de la jornada, saldré tarde. Algún error ocurrirá que hará que las planas ya hechas se repitan, se cambien y muten tanto que ni su madres las reconocería. Si, en cambio, llego a leer blogs, escuchar música y/o ver alguna película, también saldré tarde. El ignorar la nota de algún vulgar político o el hecho más banal de la tarde para poner atención a las cosas importantes de la vida (como los regímenes de encierro en el XVII-XVIII o las andanzas de Serna en los bares de arrabal) tienen su precio en tiempo.

El asunto es que aquí te chingas o te jodes, el tiempo devora y va con madres. El que intenta robarle, aunque sea a arañazos, un par de minutos se condena; el que es indulgente con su trabajo y se permite ciertos lujos lo paga, también, con tiempo. Así, al final de una jornada laboral la carne (y nuestra neurosis, of course) se unen a ese grito final de Joseph K: «¡Como a un perro!»

Clave para el ahorro y el mejor desempeño de la empresa

Hacer nuestro trabajo sincronizados por el bien de la empresa.

Un nuevo sistema para aumentar la eficiencia y productividad se ha instalado en esta empresa. Nuestros compañeros de administración, tan preocupados por nosotros y la empresa, se tomaron la delicadeza de cerrar los baños, así no perdemos el tiempo con cosas tan banales como miccionar o defecar, aumentando nuestra productividad en 30%-40%. Con el uso de un pañal de reciclaje también ayudamos a otra empresa del Patrón que se dedica a la transformación de desechos biológicos en tabiques y material para la construcción. El Patrón es todo un emprendedor, tiene muchas empresas en muchos rubros con muchos trabajadores. Cuando sea grande yo quiero ser como él.

Read More