archivo

Archivo de la etiqueta: fascismo

Hay una crítica a los recientes movimiento juveniles y universitarios que han tomado las calles. Su fascismo. “Qué delicaditos, hasta parece que nadie los puede tocar”, dicen analistas, columnistas y operadores políticos de ésos que saben lo que dicen. “Es el comportamiento típico del fascismo, se organizan y a la voz de uno se lanzan, en manada y cual fieras, sobre el objetivo seleccionado”. Este comportamiento no es nuevo y ya ha inspirado notables iniciativas con la intención de controlarlo. Bajo las consignas de democracia y defensa de la verdad por sobre el libelo y la calumnia se esconde una idea general: la violencia, incluso la simbólica, sólo es derecho del Estado y las instituciones. Gewaltmonopol des Staates. No, no por cierta vocación tiránica ni tendencia fascista ni malasintenciones, es que los hombres comunes no sabrían qué hacer con el poder ni cómo administrar la violencia. La prueba de ello es que infunden el temor, liberan el odio y amenazan a los Santos Varones y las Sagradas Instituciones. ¡Qué alguien le ponga un alto! ¡Qué alguien piense en los niños!

La ley señalando al invasor, purgando la sangre.

¡Jóvenes del coro fácil que se revelan contra sus protectores!

Anuncios
Fight Club DVD
Now Freud free.

Hay dos tipos de lectura sobre Fight Club que encuentro muy seguido, ninguna me complace del todo, a saber: por un lado está la lectura optimista que insiste en que el primal instinct que propone el narrator a través de Tyler Durden implicaría un escape total al dominio capitalístico. Esto es, desde luego, un anarquismo panfletario.

Read More

image

La tendencia general en redacción académica es la ocultación. Podríamos llegar a pensar, incluso, que quienes hemos padecido la academia aspiramos a ser expertos en hide and seek. La famosa objetividad no es más que eso: un astuto juego de estirayafloja.

«Es necesario interponer distancia entre objeto de conocimiento y sujeto cognoscente». No hay lugar para la anécdota, la memoria o la vida sentimental, dada su volubilidad  no son unidad de medida confiable para el análisis objetivo de la realidad. El sujeto (desde ahora EL AUTOR) no puede conocer el mundo (desde ahora EL OBJETO) desde sí mismo y nuestro paso por la academia habría de entenderse como el constante y arduo entrenamiento en el fino arte del stealth camo.
Read More