archivo

Archivo de la etiqueta: Narco

De ‘El Amante de Janis Joplin’

¿Por qué sigues? La verdad ya no te veo tan entusiasmado, ¿Tú crees?, Te veo cansado, como fuera de onda, De cansado lo estoy, pero pasión no me falta, quizá me volví menos acelerado, Mira cabrón, cada quien hace de su culo un papalote, como dice tu papá, y yo, aunque siempre he querido otra cosa para ti, nunca me he metido en tu vida ni lo voy a hacer, pero me parece que debes reflexionar, carnal, neta: ¿qué futuro tienes ahí? Andar a salto de mata toda la vida ¿y qué más?, Cholo, tú no sabes de estos pedos, tú eres narco, cabrón, tú no podrías entender que queremos un sistema más justo, un gobierno del pueblo y para el pueblo, Pues se van a pelar la verga porque no van a conseguir nada, ¿Quién lo dice: el gobierno, los banqueros, la industria?, Lo digo yo carnal, no sé ni madres de política, del imperialismo ni de esas madres, pero no van a ganar, me corto los huevos si ganan, Vamos a ganar Cholo, el futuro es nuestro, Van a ganar pura verga, antes de que este país se haga socialista o comunista o lo que sea, te apuesto mis huevos a que todos se hacen narcos como yo, la raza no quiere tierras, Chato, ni fábricas, ni madres: la raza quiere billetes, quiere jalar la bofa y andar en carros como éste, ¿a poco no?, la raza quiere pistear y andar en el refuego, estás perdiendo el tiempo vilmente, Es tu visión y no me extraña, siempre has sido un pequeño burgués, pero deja que yo haga mi lucha, es mi sueño cabrón, ¿qué sabe un pinche narco de sueños?, Pues yo duermo muy bien, No seas pendejo, Cholo: mira esas tierras tan bien cultivadas, mira ese empaque tomatero, ¿sabes de quién son?, Creo que de los Ritz, Por poco tiempo, pronto pasarán a ser propiedad de la comunidad, Ah, pues sí eso crees el pendejo no soy yo, ¿a poco el dueño lo va a permitir?, No es cuestión de que lo permita, se las arrebataremos, Pinche Chato, ¿de veras crees lo que me dices?, Eso y más, somos el futuro, la reencarnación de los revolucionarios muertos. Hubo un silencio arduo. Mira, te propongo algo: si quieres descansar más en forma, pasar unos días tranquilo, pisteando, con un culito al lado, buena comida, cotorreo, dime: para eso soy tu amigo; tengo una casa en Mazarían a la que no se acercan ni las moscas, Órale, sonrió, Ya te la expropiaremos

Elmer Mendoza

Una estampa veracruzana de las narcocustumbres jarochas.

“Diles que son cadáveres y que jamás resucitarán de entre los muertos”

Hay vidas que valen más que otras. Que exista una literatura que emerja de la mierda hace que todo haya valido la pena. Cada bala, cada gota de sangre, cada uno de nuestros muertos vale si por ellos nacen cronistas, ensayistas o narradores que elevan la literatura a nuevas cielos o la hunden en otros abismos. La vida humana es insignificante. Nuestras vísceras, órganos y huesos perecen; la letra persiste. Necesitamos un arte que renuncie a nuestro ramplón humanismo. Que se ponga al hombre en el lugar que le es más propio: entre la basura, con la mierda.

Una ejecución limpia aunque nada inmediata. La decapitación como liberación última.

La decapitación, también, como la última prueba de amor entregada o exigida.

Sus ojos, ya vacíos, me seguían a todos lados. No importaba si era día o noche o madrugada; si estaba en pie o recostado. Y aunque estaban muertos esos ojos, es seguro, contenían más vida de la que yo podría llegar a tener. Al menos hasta ese día. Una nata blanca sobre las córneas. Rojo y morado en los párpados. El bastardo algo debía, o quizá no. Lo único seguro para mí, no para él, era su muerte. Read More

Fe, devoción y violencia.
Dale sed de sangre al que carece de ti.

Santa María, madre de Dios, ora por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte.

Una cabeza, 2 niños, tres víboritas y 4 pinches policías. Gastón tenía un historial mierdero. Apenas un principiante que insistía en guardar un poco de su supuesta dignidad. Algo sí es cierto, nunca se ha terminado de embarrar en la mierda. El pendejete este se siente orgulloso porque nunca lo ha hecho “con saña y ventaja”. Cabrón, muchos huevos para andar de creyente después de reventarle el cráneo a otro pendejo.

Read More