Octavio Paz y la lucha (romántico y erótica) de clases: un poema conciliador

 

Porque hasta en la vez hay que dar la lucha.

Porque hasta en la vejez hay que dar la lucha.

 

amar es combatir, si dos se besan
el mundo cambia, encarnan los deseos,
el pensamiento encarna, brotan alas
en las espaldas del esclavo, el mundo
es real y tangible, el vino es vino,
el pan vuelve a saber, el agua es agua,
Octavio Paz.

Paz inició su carrera intelectual como un marxista ortodoxo. Incluso, recordemos, que en su primer ensayo defendió a ultranza la idea de un arte social, de un arte de tesis. Sin embargo, demostrando su compromiso con la inteligencia, que desde luego no pude haber aprendido DE NADIE porque Paz era un selfmade man, se alejó de los dogmas de la izquierda. .

Sin embargo, Paz tampoco se asume como un liberal o un cachorro del imperio yankee: si bien es clara su denuncia del dogma marxista rescata de éste varias ideas, como la posibilidad de la desaparición de las clases sociales. Sin embargo, esta dialéctica lucha entre las clases en busca de la desaparición de ellas mismas Paz no la plantea sobre los medios de producción sino en el campo del amor y el erotismo. Recordemos esa composición lírica, Amor prohibido, que publicó Paz en sus últimos días y que podría considerarse como complemento a la llama doble.

Con unas ansias locas
quiero verte hoy,
espero ese momento
en que escuche tu voz.

Y cuando al fin
estemos juntos los dos,
qué importa que dirán
tu padre y tu mama;
aquí solo importa nuestro amor.
Te quiero.

Amor prohibido murmuran por las calles
porque somos de distintas sociedades.
Amor prohibido nos dice todo el mundo.

El dinero no importa
en ti ni en mí,
ni en el corazón
¡oh! ¡oh! baby

Aunque soy pobre
todo esto que te doy
vale más que el dinero
porque sí es amor.

En estas estrofas el vate de Mixcoac no trata del encuentro de un/a proletario y un/a burgués/a en el campo de batalla ideológico o de los medios de producción; es el Encuentro del amante y el amado en un espacio de reconciliación, una zona difusa en donde las clases sociales pasan a segundo término e, incluso, según la intensidad de la llama doble pueden encontrar su aniquilación.
Ese encuentro es el Amor puro: aquel en donde “el dinero no importa en ti ni en mí, ni en el corazón”. Es Encuentro Revolucionario, se trata de una heterotopía en donde el poder simbólico del dinero queda anulado y sólo hay lugar para el eros en todas sus manifestaciones: el eros como amor fraterno, el eros como amor carnal y el eros como amor intelectual.

Anuncios
2 comentarios
  1. No todo es lucha de clases. No todo tiene que ser de izquierda. Hay tanta tirria contra Paz tan sólo por eso, ¿será que se olvida, a veces, que él tenía derecho a expresar su propia visión del mundo? Bello poema, y genial Paz.

  2. Una summa de los saberes del poeta, sin duda. Amor que condensa en uno los contrarios y que nos lleva por el mundo, ya sin prisas ni exitismos, como una carcacha que no deja de tambalear. Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: